El paisaje de Noruega es generalmente abrupto y montañoso, coronado por glaciares. El punto más alto de Noruega es el Galdhøpiggen a 2.469 m de altura.

Los Alpes escandinavos comienzan al norte de la costa de Skagerrak después siguen a lo largo de la costa hacia el norte, a menudo son interrumpidos por los numerosos fiordos de Vestlandet. En Dovre, al sur de Trondheim, la cadena gira hacia el este y llega a la frontera sueca cerca de Sylan. Sigue la frontera en dirección noreste, atravesando los fiordos de Troms y Nordland. Esta parte de la cadena toma el nombre de Kjølen. A continuación, atraviesa el noroeste de Finnmark, perdiendo altitud, según se acerca al Cabo Norte antes de hundirse en el mar de Barents.

La costa sur de Noruega se compone de planicies, se extiende a partir de Stavanger al oeste del fiordo de Oslo. Los valles están orientados allí de norte a sur. El terreno está principalmente compuesto de colinas, pero también se encuentran allí mesetas como Jæren o Lista. El sur-este (Østlandet Telemark y Røros está dominado por los valles de los que los más amplios están en las provincias de Østerdal y Gudbrandsdal. Las llanuras rodean el fiordo de Oslo, el río Glomma y el lago Mjøsa.

La costa oeste está flanqueada por los Alpes escandinavos, cuya altitud disminuye según se acercan al mar, una serie de islotes rocosos o escollos, llamados en noruego Skjær o Skjer; el Skjærgård, en paralelo a la costa, forman una paso protegido sobre los casi 1600 km que separan Stavanger del cabo Norte.

Al norte de Dovre, el paisaje es menos escarpado. Los valles que se abren desde el fiordo de Trondheim forma una amplia llanura. La península Fosen y la región al norte de esta última son a su vez más recortadas, con valles estrechos. El noroeste del país tiene varias islas grandes, incluyendo Lofoten y las Vesterålen.